Páginas vistas en total

domingo, 27 de septiembre de 2009

Un artículo sobre las lenguas


-armstrong freelance-

La verdad es que quiero que lea detenidamente un artículo de Savater sobre las lenguas y el sentido del entendimiento y la comunicación. El título del artículo es “Lamento por Babel”. Empieza así:


Más de un cínico ha dicho que la mejor definición de "bien" es "un mal necesario". Y me temo que confirma este aserto desencantado el estruendoso entusiasmo que está oficialmente recomendado mostrar ante la diversidad de los lenguajes humanos. Lo que en la Biblia se presenta como maldición divina para castigar la pretensión humana (y humanista) de aunar a los hombres en Babel, o sea, en la tarea común de conquistar los cielos, es ahora visto como una bendición: cada lengua es una concepción del mundo irrepetible que multiplica nuestra riqueza de perspectivas, etcétera.” (FERNANDO SAVATER; ELPAIS, 26.05.2009)


Creo que los tertulianos disfrutarían leyéndolo entero, y opinando sobre el asunto, claro.


http://www.elpais.com/articulo/cultura/Lamento/Babel/elpepiopi/20090526elpepicul_7/Tes/


(Babel, Brueghel el viejo)

6 comentarios:

Luz de Gas RadioBlog dijo...

El mal que no era tal mal.

armstrong.freelance dijo...

Duque, no entiendo lo que quiere decir.

armstrong.freelance dijo...

Dicho de otro modo, ¿a qué mal se refiere usted?

armstrong.freelance dijo...

¡Hola tertuliano!
¿No está usted de acuerdo con el artículo de Savater?
A ver esos comentarios
Saludos,
armstrong.freelance

merver dijo...

Creo que una única lengua facilitaría la relación y el aprendizaje de distintas culturas. Seria un medio para poder comunicarnos sin obstáculos.
De igual manera que una única moneda europea nos facilita a la hora de viajar cualquier compra o transacción que queramos hacer.
Pero todo país tiene su idiosincrasia particular que se ve reflejada también en su idioma y a mi me gusta la diversidad.
Lo que ocurre es que para mi, el aprendizaje del ingles siempre será una maldición bíblica…

Európides dijo...

Opino igual que merver, la diversidad de idionas y dialectos hacen mucho más dificil las relaciones y limitan en gran parte a muchas personas en el entendimiento.
Otra cuestión es que la diversidad de las lenguas y las costumbres están arraigadas en sus propias raices que hacen que existan distinciones entre unos y otros.